Mitos y verdades: cáncer de mama (parte 1)

En la Argentina, se detectan más de 19.000 nuevos casos de cáncer de mama por año, siendo este, el de mayor incidencia en la mujer a nivel mundial. Se calcula que una de cada ocho mujeres que hayan alcanzado los 80 años habrá desarrollado la enfermedad en algún momento de su vida.

Alrededor de esta patología circulan muchos rumores que, en lugar de favorecer al cuidado de la salud mamaria y los controles anuales, llenan de incertidumbre causando confusión.

El Dr. Luciano Cassab, miembro de la Sociedad Argentina de Mastología, brinda información fehaciente y despeja las 10 dudas más frecuentes que suelen encontrarse en la visita al mastólogo.

1- ¿La mamografía produce cáncer?

Si bien es cierto que la mamografía utiliza rayos, la dosis es sumamente baja, por lo tanto no producen cáncer de mama ni de ningún otro órgano.

El equivalente de radiación recibida es comparable a la dosis que un ser humano recibe por la radiación ambiente en el transcurso de un mes.

2- ¿Los implantes mamarios pueden provocar cáncer o aumentar el riesgo de desarrollarlo? ¿Que rol juegan al momento de realizar un estudio?

La relación entre el cáncer de mama y las prótesis ha sido tema de estudios e investigaciones, pero ninguno de éstos ha podido demostrar científicamente una relación de causa y efecto.

La detección temprana del cáncer de mama también es posible en estos casos. Los estudios de imágenes de los cuales disponemos para el control de las mamas con implantes son: la mamografía con una técnica especial llamada “de Eklund” que permite ver específicamente el tejido mamario, la ecografía y la Resonancia Magnética Nuclear.

3- ¿El cáncer de mama puede producir dolor?

En estadios iniciales la enfermedad no produce síntomas y es indolora, es por ello que es fundamental la mamografía ya que permite ver lo que aún no se puede tocar o sentir. Recordemos que si el tumor es detectado tempranamente, la enfermedad alcanza su máximo nivel de curación.