Los pacientes cardiológicos y el control del colesterol

El doctor Carlos Macaya Miguel, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario San Carlos y profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), comenta «Si tu colesterol malo anda suelto, te muerde seguro; con más saña si eres paciente cardiológico».

Los pacientes cardíacos deben hipercontrolar su colesterol

Según los expertos, cuando un paciente ha sufrido un infarto agudo de miocardio tiene un 50% más de probabilidades de padecer un segundo evento cardiovascular si se superan los límites de seguridad fijados para el índice de colesterol malo en sangre; situación de hipercolesterolemia que provoca hasta un 25% de las muertes por enfermedad cardiovascular en países como España.

Unas tasas elevadas de colesterol LDL (conocido popularmente como “colesterol malo”) están consideradas por los especialistas como uno de los factores causantes de enfermedad cardiovascular más importantes.

Sin embargo, en la actualidad menos de la mitad de los pacientes que ya han sufrido un primer evento cardiovascular y que reciben tratamiento hipolipemiante (reductor de los niveles de lípidos en sangre) presenta unos niveles adecuados de LDL, según se desprende de los resultados del estudio multicéntrico EUROASPIRE V.

Una enfermera realiza una medición de LDL. Fotografía cedida por Apple Tree Communications

El porcentaje de pacientes que han sufrido un primer infarto y que sin embargo siguen sin tener controlado el colesterol es elevado: Es un escenario preocupante si se tiene en cuenta que las probabilidades de sufrir un segundo infarto, si no se alcanzan los objetivos óptimos de colesterol LDL, aumentan en más de un 50%”.

En estos pacientes el objetivo de colesterol LDL debe ser inferior a 70mg/dl

Perseguir esta cifra es clave de longevidad y calidad de vida, ya que por cada reducción de 40 mg/dl en los niveles de colesterol LDL disminuye el riesgo relativo de acontecimientos cardiovasculares entre un 20% y un 25%.

Uno de los principales mensajes que subraya el Dr. Carlos Macaya Miguel, también presidente de la FEC,es que el 80% de las enfermedades cardiovasculares son evitables, basándose su prevención en el mantenimiento de un estilo de vida saludable y el control de los principales factores de riesgo. Una cifra que contrasta con el hecho de que las enfermedades del sistema circulatorio continúan siendo la primera causa de fallecimiento no solo en España, sino a nivel mundial”.

Según los datos de 2016 del Instituto Nacional de Estadística (INE)el 29,2% de las muertes en España se deben a enfermedad cardiovascular; un porcentaje que, si bien se ha reducido en 3,6 puntos respecto al año anterior, sigue siendo muy significativo.

La Fundación Española del Corazón (FEC) informa de que la hipercolesterolemia es la causante de aproximadamente una cuarta parte de la mortalidad por causa cardiovascular. Así, el colesterol elevado provoca en nuestro país el 24,6% de los fallecimientos en el caso de los hombres y del 22,5% en las mujeres.

Además, el Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular en España (ENRICA) reveló que más de la mitad de la población tiene hipercolesterolemia (colesterol total ≥ 200mg/dl), pero solo uno de cada dos está diagnosticado.